lunes, 2 de diciembre de 2013

El secreto de los geranios


Aprendernos
centímetro a centímetro
detenernos
en el borde de la nuca
cuando la noche es transitoria aún
y tu piel
mermelada de bosque
y tu cuerpo
sacudida de espigas.

Aprendernos
cicatriz a cicatriz
a beso poco a poco
reclamando
pertenencias más justas
y un secreto de geranios
cuando llegue el mes de junio.

- José María Garrido -

2 comentarios:

  1. En lugar de un comentario, pongo un suspiro...:
    ¡Ahhhhh! No me ha salido tan bien escrito como el que ha surgido de mis adentros.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. ¡ay María! yo también suspiro por tu comentario, muchas gracias preciosa mermelada de bosque :)

    ResponderEliminar